Visitantes

Translate

martes, 13 de marzo de 2012

Souvenires: Ideas para armar tu propia colección


Las fotos no son la única manera de rememorar tus viajes. Coleccionar objetos de los destinos visitados o souvenires es para muchos una forma personal de recordar. Es común que los viajeros atesoren objetos de aquellos lugares que visitan. Aquí te contaremos las colecciones más comunes y también las más originales. ¡Toma nota de las ideas para armar tu propia colección!


Viajar no es sólo conocer lugares increíbles. Para muchos también significa recordar estos viajes en el futuro. Y para hacerlo, a veces no es necesario ver fotografías, los souvenires también cumplen esa función. La palabra souvenir significa "objeto que sirve como recuerdo de la visita a un lugar". Son objetos que nos lleven de regreso a esos momentos vividos. Si eres un viajero que disfruta recordando sus travesías, puedes empezar a crear tu propia colección de souvenires, que hablará por sí sola de tus viajes.

A continuación te contaremos qué debes tener en cuenta a la hora de armar tu propia colección.

5 Tips para crear tu propia colección de viajero

Ten en cuenta estos 5 tips a la hora de elegir qué tipo de objetos o souvenires coleccionarás. El objeto deberá ser…

1. Atractivo
A la hora de elegir qué coleccionar, ten en cuenta tus gustos e intereses. Puede ser un objeto que hable de ti, que te represente. O simplemente, que te guste su apariencia. Usa tu imaginación, anímate a ser audaz y original. Piensa cuáles son las cosas que más te gustan o te generan curiosidad. Es muy difícil coleccionar objetos si no te resultan atractivos en lo más mínimo.

2. Liviano y pequeño
Al tratarse de una colección de viajero, aquello que elijas coleccionar debe caber en tu maleta, y ser fácil de trasladar. Deben ser objetos pequeños y livianos. Y en lo posible, que no sean frágiles. Podría ser algo frustrante encontrarlo roto a tu regreso.

3. Económico

No es necesario gastar mucho dinero para tu colección. Si no implica gasto alguno, ¡Mejor aún! Lo ideal es elegir recuerdos cuyo valor sea mínimo en relación al costo del viaje. Estas son sin duda las colecciones más fantásticas y creativas. Recuerda además que la idea de la colección es repetir un objeto infinitas veces…

4. Fácil de encontrar
El souvenir a coleccionar debe ser fácil de conseguir en todos lados, así podrás sumar un nuevo ejemplar a tu colección cada vez que realices un viaje. La arena de mar y las caracolas, por ejemplo, son objetos bellos para coleccionar, pero estarías restringiendo tu colección sólo a sitios con playa.

5. Apto para llevar en avión

Ten en cuenta que debe ser un objeto que te sea posible pasarlo en los controles de seguridad del aeropuerto... Lee atentamente acerca de qué puedes y qué no puedes llevar en el avión.

Objetos que puedes coleccionar


Coleccionar es una forma original y personal de recordar tus viajes. Aquí compartimos algunas ideas sobre qué tipo de recuerdos puedes coleccionar:

Souvenires del destino…

Monedas y billetes (Numismática).
Estampillas y sellos postales (Filatelia).
Postales de paisajes.
Camisetas con el nombre del sitio.

Souvenires del trayecto…


Boletos de autobús, subte o tren.
Mapas de todo tipo.
Souvenires de estatuillas de los medios de transporte locales (taxis, motocicletas, tranvías, etc.).

Souvenires de la naturaleza…


Tierra de cada uno de los lugares que visitas. Puedes trasladarla en bolsas plásticas y envasarla en pequeños frascos a tu regreso.
Piedras de diferentes formas y colores.
Hojas y flores de plantas típicas del lugar. Puedes guardarlas dentro de un libro o revista, para protegerlas.

Souvenires de bares…

Etiquetas o posavasos de las cervezas del lugar.
Latitas o botellas de bebidas del lugar.
Colección de vasos y/o jarras decorados de cervezas.
Tazas o posillos de café.
Ceniceros.
Destapadores.
Chapas y tapas de botellas.
Menúes, servilletas y/o sobres de azúcar de los bares visitados.

Souvenires clásicos…


Souvenirs de estatuillas de los monumentos de cada lugar (Obelisco, Torre Eiffel, Estatua de la libertad, etc.)
Imanes para tu nevera.
Sombreros y/o gorras típicas.
Colección de viajeroCajas de fósforos (cerillas) y/o encendedores.
Tarjetas telefónicas.
Lápices o bolígrafos.
Comics y tebeos del lugar.
Llaveros temáticos.
Envases de productos típicos del lugar. Puedes conseguirlos fácilmente en el supermercado.
Pins, stickers o etiquetas autoadhesivas.
Calendarios y almanaques.
Fotos especiales. Puede ser siempre las mismas poses, y variar el fondo… Son muy comunes las fotos con el enano trotamundos, como el de la película “Amelie”.

Souvenires personales…

También puedes crear una colección más específica, de algún objeto que te interese especialmente. Eso sí: quizás sólo lo encuentres en algunos destinos…

Lechuzas.
Budas.
Camellos.
Soldaditos o Cascanueces.
Máscaras.
Instrumentos musicales.

Fuente: viajeros.com