Visitantes

Translate

sábado, 19 de noviembre de 2011

Ciudades para conocer en bicicleta

Cada vez son más las grandes urbes del mundo que cuentan con sistemas de bicicletas públicas: una opción diferente, económica y divertida para los turistas curiosos.
(Foto: the noggin_nogged en Flickr)

El sistema Vélib’ de París, en Francia, es uno de los más famosos y más evolucionados ya que cuenta con miles de bicicletas a libre disposición de todos quienes quieran usarlas: puedes coger una bicicleta en cualquier estación de París y devolverla en cualquier otra dentro de la ciudad. Funciona las 24 horas del día y los 7 días de la semana, dispone de estaciones cada 300 metros y es accesible a todos a partir de los 14 años. Además, cuenta con 371 km de carriles par bicis, que permiten visitar la “Ciudad Luz” con toda tranquilidad.
Los parisinos pueden optar por un abono anual, pero quienes están de visita tienen dos opciones: o bien un pase diario (que cuesta un euro) o un pase semanal (cinco euros). Se adquieren directamente en cada una de las cicloestaciones y es posible pagarlos con tarjeta de crédito. Con cualquiera de los pases podrás realizar un número ilimitado de trayectos durante todo el período de suscripción. Los 30 primeros minutos de cada trayecto son gratuitos de forma sistemática. Si va a realizar algún trayecto de más de 30 minutos, pueden aplicarse tarifas suplementarias que deberás consultar en cada caso.

Barcelona, en España, cuenta con un sistema similar, denominado Bicing, que tiene características muy parecidas pero no está disponible para los turistas, ya que sólo permite contratar abonos anuales. Sin embargo, la moda de la bicicleta ha calado hondo en la ciudad española, por lo que el Ayuntamiento pone a disposición de los viajeros servicios de alquiler para períodos más cortos: puedes consultar el directorio aquí.

En Ámsterdam, en los Países Bajos, casi el 40 por ciento de todos los desplazamientos de la ciudad se llevan a cabo en este medio de transporte. Tiene vías que ya son pavimentadas y diseñadas para las bicicletas, además de una extensa red de opciones de alquiler en diferentes partes de la capital holandesa.

En Copenhague, Dinamarca, también casi el 32 por ciento de los habitantes se desplazan de forma regular en bicicleta a su labor diaria. Es muy fácil su alquiler.
La moda de las bicicletas, que se inició en Europa, suma adeptos también en Latinoamérica. En Bogotá, Colombia, se han venido construyendo ciclorrutas con excelente infraestructura para poder montar en bicicleta. Y todos los domingos y feriados, desde las 7 am hasta las 2 pm, se cierran las principales avenidas para darle el espacio a la bicicleta y la cuidad se convierte en un sitio de recreación, deporte y turismo.

Y el DF de México, una ciudad castigada por el smog y la contaminación ambiental, también trata de impulsar formas de transporte alternativas para recorrer sus calles. Así, lanzó su “Sistema de Bicicletas Públicas”, que funciona todos los días del año de las 7 am a 12.30 am y ya cuenta con 84 cicloestaciones distribuidas en puntos clave.

Fuente: todoparaviajar.com