Visitantes

Translate

viernes, 4 de mayo de 2012

Los barrios chinos más cautivantes del planeta (Parte I)

Ubicados en famosas ciudades cosmopolitas, resultan una excelente ocasión para descubrir esta cultura milenaria, rica en historia, arquitectura y gastronomía. 
 
Chinatown, Manhattan

Por Cynthia De Simone


En un mundo globalizado, a ningún viajero le sorprende al visitar un nuevo país encontrar comunidades de distintas etnias, reunidas en un mismo barrio. Así sea para conservar su lengua, mantener viva su cultura en un territorio ajeno o preservarse de la segregación racial, los inmigrantes acostumbran a concentrarse en algún punto geográfico de la ciudad y desarrollar emprendimientos comerciales, a la vez que difunden su gastronomía y objetos de adoración. Algunos llegan para conquistar nuevos horizontes, otros escapan de condiciones adversas en su país de origen.


Tal es el caso de los ciudadanos chinos, que a mediados del siglo XIX iniciaron una fuerte ola emigratoria huyendo de las guerras que azotaron a su república. Con el tiempo, estos pequeños “hogares” orientales del país más poblado del mundo se convirtieron en puntos de atracción turística.


Conoce en esta primera entrega aquellos Chinatown que no debe dejar de visitar.


New York


Recorrer la Gran Manzana puede ser una verdadera odisea entre tantas atracciones: museos, citytours, paseos de compras y vistas panorámicas desde famosos rascacielos no dan respiro al viajero. Pero si eres amante de la filosofía zen y deseas conocer más a fondo sobre la cultura asiática deberás empezar por visitar Columbus Park, ubicado detrás de Canal Street, la calle principal del Chinatown.


Orquesta Cantonesa en Columbus Park - NYPara entrar en sintonía con el ambiente, lo ideal es ir temprano por la mañana, momento que permite observar a personas de edad avanzada practicar artes marciales como Tai Chi o Kung Fu en el interior del edificio del Pavilion.


Con el devenir de las horas, el parque se irá convirtiendo en club social y recreativo, donde la gente local juega sobre mesas de piedra al ajedrez chino (xiang qui) las cartas o al mahjong. Durante el fin de semana (si el clima lo permite) se pueden apreciar conciertos gratuitos de ópera cantonesa, con orquestas en vivo y karaoke.Chinatown - MAnhattan - New York


El pulso sereno y equilibrado del único pulmón verde que tiene el barrio contrasta con el ritmo alocado de las calles Mott, Mulberry, Doyers y Canal, donde abundan restaurantes de cocina oriental, tiendas de souvenirs y galerías comerciales en las que se venden perfumes, carteras y relojes que imitan marcas de primer nivel, a precios imposibles de adquirir en la lujosa Quinta Avenida.


El vecindario que hoy se conoce como Chinatown NYC, fue motivo de inspiración para el cineasta Martín Scorsese, en su film Gangs of New York. En el siglo XIX, antes de la llegada de la comunidad china, se conocía a esta zona como Five Points, (por la confluencia de cinco esquinas donde actualmente se erige el parque Columbus) Por esa época la convivencia de inmigrantes de distintas procedencias y bajo nivel educativo, provocaba enemistades entre los bandos y el lugar se convirtió en epicentro de crímenes, prostitución y violencia.


Pero felizmente aquellos demonios han sido extirpados y hoy el barrio chino de New York es un ejemplo de integración y tolerancia: un sitio imperdible.


Singapur


Limpia, segura y ordenada. Esta isla ciudad se ubica al sudeste de la península de Malasia y es conocida como uno de los cuatro tigres asiáticos por su importante desarrollo económico. Durante más de un siglo fue colonia británica hasta que finalmente, en 1959 logró su autonomía.


Si algo caracteriza a esta ciudad es su rica fusión cultural, con cuatro idiomas oficiales (inglés, mandarín, malayo y tamil) y etnias diversas tales como malasios, indios y chinos. Estos últimos conforman el setenta y cinco por ciento de la población y tienen su propio Chinatown.


Si te atrae la arquitectura asiática podrás sorprenderte con llamativas edificaciones religiosas como símbolo de la armoniosa convivencia entre los distintos credos.Barrio Chino - Singapur


El templo Thian Hock Keng, que data del año 1842, es una obra maestra tallada en piedra y madera con dragones y columnas imponentes. Allí llegaban los primeros inmigrantes chinos para agradecerle a Ma Zu (dios protector del mar) haber llegado a salvo a destino.


Sri Mariamman, el templo hinduista más grande y antiguo de Singapur fue declarado Monumento Nacional y su mayor ícono es el Gopuram, una torre ornamental que se sitúa sobre la entrada al recinto (South Bridge Road) y que está adornada con esculturas de dioses y animales Barrio Chino en Singapursagrados de colores brillantes. Debido a su altura es posible divisarla desde una distancia lejana, lo que permite que sus fieles puedan orarle sin necesidad de ingresar al lugar. Por último, la Mezquita árabe Al Abrar y la Jamae son dos lugares recomendables.


Pero si lo que realmente andas buscando es sentir la emoción y adrenalina de explorar un mundo nuevo, no dudes en contratar alguno de los tours que se ofrecen a bordo de un cycle rickshaw o trishaw, un antiguo vehículo con estructura de triciclo y capacidad para dos pasajeros, propulsado por un chofer que junto a otros turistas, recorrerá a partir del atardecer, los puestos callejeros del mercado de pulgas ubicado sobre la calle Trengganu, donde el regateo es casi un deber y abunda la venta de recuerdos, bijouterie y amuletos para atraer la buena suerte.


El viajero también tendrá la posibilidad de cenar en algunos de los restaurantes que (entre otras delicias) ofrecen pescado, arroz frito y cerveza a muy buen precio. El paseo concluye con una vuelta en barco por el río Singapur que permite apreciar una magnífica vista nocturna de la ciudad que incluye la icónica estatua de Merlion, mitad pez, mitad león.
Fuente: todoparaviajar.com