Visitantes

Translate

jueves, 22 de diciembre de 2011

Esas raras costumbres

Hay países en los que debes respetar algunas tradiciones diferentes a las de otras latitudes. Para que no te sorprendan, te contamos cuáles son y qué debes hacer.

Comer con los dedos, una costumbre de los países árabes. Foto:iStockphoto.com







A la hora de viajar, muchos destacan el hecho de conocer nuevos paisajes, pero muchos otros, en cambio, se fascinan con la posibilidad de entrar en contacto con nuevas culturas, costumbres y tradiciones. Cualquiera sea el caso, hay algunas maneras de actuar que debes saber antes de viajar a algunos puntos del planeta, ya sea para acoplarte o para, al menos, no asombrarte cuando veas que sus lugareños las llevan a cabo.
En los países árabes, por ejemplo, aquello que en Occidente es sinónimo de mala educación, aquí es una sana costumbre: comer con la mano. Por supuesto, se las lavan antes y de un modo especial, ya que lo hacen con la ayuda de otra persona que les vierte agua sobre sus manos. Pero además, no es raro verlos comer sin cubiertos y sin mesa. Sentados en el piso, sobre una estera, comparten sus comidas sentados –o, en su defecto, arrodillados-. Por último, la vasija suele reemplazar a los platos y de ella toman, con la mano, su porción todos los comensales. Si vas a participar de este verdadero ritual, procura comer con la mano derecha.

Si en lugares como España te hablan de entomofagia, debes saber que te están hablando de comer insectos. En casi todas las latitudes hay países que ofrecen delicias culinarias con bichos que a muchos sólo se les ocurre matarlos o echarles un insecticida. Sin embargo, aportan muchas proteínas y, dicen quienes los probaron, saben rico. En México, por ejemplo, se comen chapulines; en Colombia, hormigas culonas; en Asia, desde arañas hasta escorpiones y en África, cigarras orugas.

Para quienes estén por visitar Japón, no deben olvidarse que sacarse los zapatos antes de ingresar a una vivienda e incluso a un comercio o algún restaurante muy tradicional, es casi obligación. Por supuesto, si vas a entrar a un templo, ni se discute. En tanto, en los baños hay que calzarse, pero con unas zapatillas especiales que suele haber en la puerta misma de ese ambiente.
Otro lugar en el que los zapatos molestan es en Senegal. Allí, la costumbre es quitárselos para comer. En tanto, en Sri Lanka, hay que hacerlo para ingresar a los templos.

Si eres de algunos países en donde la propina es una costumbre con reglas más sui géneris, debes saber que hay países en los que esto no se discute. Por ejemplo, en Estados Unidos debes dejar, como mínimo, el 10% de lo que hayas consumido o gastado y esto debes hacerlo siempre: con el camarero pero también con la manicura o el peluquero. Ahora, si estás en Japón, además de sacarte los zapatos, guarda la billetera, ya que aquí dejar propina está mal visto. Lo mismo sucede en China.

Si no eres de Sudamérica y viajas para esas latitudes, no debe extrañarte que te den uno o dos besos para saludarte, tanto para recibirte como para despedirte. En estos países, un simple “hola” o un apretón de manos es sinónimo de distancia, frialdad y antipatía. Los latinos, con su sangre caliente, suelen incluso besarse y abrazarse a la hora del saludo.

Fuente: todoparaviajar.com