Visitantes

Translate

martes, 27 de septiembre de 2011

Destinos gay friendly

Algunas ciudades tienen hoteles especialmente pensados para la comunidad homosexual y otras, incluso, permiten que se casen. Cuáles son y dónde están estas urbes rosas.

Ya suman 10 los países que aceptan el matrimonio igualitario, generando así un aluvión turístico importante. Foto: iStockphoto

Hay ciudades en el mundo que ofrecen hoteles especialmente creados para la comunidad gay así como discotecas y circuitos varios, pero además hay países y estados en los que las parejas homosexuales pueden contraer matrimonio y esto genera, por supuesto, un movimiento turístico importante.

Argentina es uno de esos países que, desde hace poco más de un año, tiene su ley de matrimonio igualitario en todo el territorio nacional. Y, además de esta posibilidad, varias ciudades argentinas les brindan estímulos extras a las parejas del mismo sexo para que su estadía allí sea realmente placentera. Buenos Aires es uno de estos lugares que cuenta con hoteles gay-friendly, discotecas varias, saunas, bares, medicina estética y mucho más.

Pero el segmento LGBT (lesbianas, gayas, bisexuales y personas transgénero) no sólo en Buenos Aires encontrará sitios exclusivos para ellos –además, por supuesto, de la infinidad de opciones de entretenimiento, culturales, gastronómicas y culturales abierta todo público- sino que en otros destinos muy pedidos del país hay opciones. Así, por ejemplo, en Bariloche ya se celebró una Gay Ski Week, igual que la tiene Aspen y otros centros invernales del mundo. En Mendoza, la Fiesta de la Vendimia Gay y en Buenos Aires, el Festival de Tango Queer, entre muchos otros eventos que incluyen fiestas de música electrónica, la clásica Marcha del Orgullo Gay y más. Rosario, en la provincia de Santa Fe, es otro de los puntos que se está preocupando por desarrollar un circuito rosa, con lugares del ambiente LGBT y una guía (Guía amigable hacia la diversidad sexual) donde se pueden encontrar los mejores lugares para ir.

Pero el primer punto en el mapa en implementar el matrimonio igualitario fue Holanda, que el 1 de abril de 2001 celebró la unión de cuatro parejas del mismo sexo en Amsterdan. Tal vez por esta historia esta nación es considerada el mejor destino para el turismo gay en todo el mundo, seguida por Barcelona, donde también se pueden casar los enamorados homosexuales (así como en el resto de España) y donde, entre otras cosas, tienen el festival LGBT. Pero en España, según el Instituto de Turismo del país, Benidorm, Gran Canaria y Sitges se suman a Barcelona, Ibiza, Madrid y Valencia como los sitios más buscados por el turismo gay. En tanto, con cientos de bares y locales gays, Londres es otro de los puntos preferidos por este colectivo aunque el matrimonio igualitario todavía no llegó allí.

Bélgica, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal e Islandia son los otros países de mundo que celebran la unión de las parejas homosexuales y que, por ende, se convirtieron en lugares de gran afluencia turística rosa.

México, uno de los destinos más buscados del mundo para hacer turismo por todo tipo de viajeros, aprobó este matrimonio aunque sólo en México DF. Sin embargo, no se encuentra en la lista de las diez ciudades más amigables para la comunidad gay, según el periódico The Independent. ¿Cuáles son estas urbes? San Francisco (Estados Unidos), Sidney (Australia), Nueva York (Estados Unidos), Mykonos (Grecia), París (Francia), Barcelona (España), Amsterdan (Holanda), Londres (Reino Unido), Copenhague (Dinamarca) y Berlín (Alemania).

Fuente: todoparaviajar.com

2 comentarios:

Martin dijo...

Creo que todos los hoteles están preparados para turismo gay o cualquier otro turismo , porque lo que hay que aceptar es que da lo mismo que sean parejas del mismo sexo u otro la verdad asi que sean hoteles en mar del plata u en cualquier otro lado el turismo es igual para todos.

Horacio S. R. Cirigliano dijo...

Los hoteles son administrados y atendidos por personas (recursos humanos) y seguimos viviendo en una sociedad muy prejuiciosa (sobre todo en Salta donde vivo actualmente). Te cuento una pequeña anécdota: en mis clases de Front Desk le digo a los alumnos que siempre ante el pedido de una reserva e independientemente del sexo de las personas que vayan a ocupar la habitación deben preguntar el tipo de camas de la misma. Y se me quedan mirando y hasta a veces comentan "si son dos hombres o mujeres, por supuesto que son camas twin para que les voy a preguntar"
Como sociedad, nos falta mucho en este aspecto y reitero, sobre todo en el interior de nuestro país.