Visitantes

Translate

sábado, 28 de febrero de 2009

Corazones de Hielo


No es muy prolijo comenzar una nota (o intento de...) con una dirección web, pero primero lean la nota si no lo hicieron hasta aquí y luego sigan leyendo mis comentarios.

Al margen de la emoción que me provocó la nota y la angustia de saber que esa niñita está a punto de "morir" , me dejó la sensación de vivir en un mundo frío y distante de los sentimientos de las personas. Como puede ser que existan personajes, al vicio, o sin mucho que aportar a los demás, que necesitan ocuparse de opinar sin ponerse en el lugar de los padres de esas criaturas...no lo entiendo.
Cronológicamente, nacemos para ver morir a los abuelitos, a los padres, tíos, padrinos y quizás a nuestros amigos y hermanos, pero no estamos preparados para enterrar a nuestros hijos, solo Dios sabe por qué nos depara ese destino y el dolor eterno que permanecerá en el corazón de los padres.

Entonces no alcanzo a comprender la existencia de los "imbéciles". Estoy convencido que todo padre/madre desea, anhela y busca la realización de sus "hijos" hasta el último suspiro de sus vidas; entonces que derecho tienen estos "imbéciles" para opinar sobre un acto de tanto "AMOR" entre dos criaturas que no saben si al acostarse y cerrar sus ojitos, volverán a ver el sol nuevamente.

Brindo por estos actos de "AMOR" y por la gente que dedica su tiempo y hasta su vida por actos de esta naturaleza, quizás si el mundo estuviese poblado con más "cumplesueños" y no tantos imbéciles, habría más niños sonriendo y felices.

Una vez le preguntaron a la Madre Teresa de Calcuta, cual es el día más bello?. Ella contestó "Hoy", porque mañana no sabremos si todavía estamos.
Le preguntaron, quienes son los mejores profesores?  Los "niños" respondió.
Que es lo que hace más feliz? Ser útil a los demás.

Como dice mi madre, no hay que preocuparse, hay que "ocuparse". Entonces dejémonos de joder y seamos dignos de seguir respirando cada día cuando nos despertamos.

hachece