Visitantes

Translate

sábado, 6 de agosto de 2011

Viajar también es un negocio

Desde empresas que trasladan la valija hasta pastillas homeopáticas exclusivas para evitar el jet-lag, la industria del turismo es muy amplia. Aquí, algunas (y sólo algunas) curiosidades.

El turismo tiene cada vez más negocios paralelos. Algunos de ellos, incluso, imposibles de imaginar. Pero la creatividad no tiene límites y hoy el mercado ofrece de todo para hacer nuestros viajes más placenteros o, en algunos casos, para lograr algunos ingresos extras para las empresas.

Una de las mayores preocupaciones de los turistas a la hora de viajar es, sin duda, la posibilidad de perder su maleta. Para quienes quieren asegurarse que eso no pasará o para quienes eligen volar por una aerolínea low-cost (que, como contrapartida a sus bajísimos precios tienen costos muy elevados para llevar el equipaje), hay empresas que se dedican exclusivamente a llevar las maletas a destino. Es decir, el pasajero viaja liviano, sin cargar valijas y, mientras tanto, otros se encargan de que el equipaje llegue a destino. Si bien éste no es un servicio nuevo, sí está en aumento en los últimos años.

En materia de confort y relajación, también hay novedades para facilitarles la vida a los viajeros. Por ejemplo, para quienes sufren porque sus pies se hinchan cuando están en un avión, hay sitios que venden complementos especiales para ponerlos en alto y darles un poco de alivio. Pero eso no es todo, también están las pastillas homeopáticas para afrontar el jet-lag. Se venden en tabletas que, aseguran, son aptas para todas las edades y alcanzan hasta para 50 horas de vuelo.

Hay quienes no sufren cuando se suben a un avión, pero sí, en cambio, cuando viajan en auto o bus, ya que el movimiento los descompone. Por suerte, también hay pastillas homeopáticas para ellos.

Más allá de estos servicios y productos que son por demás útiles para los viajeros, también hay otros negocios paralelos al turismo como el que ofrecen las compañías low cost. Es importante estar atentos a estos gastos extras. En algunos casos cobran por el uso del baño, por viajar de pie o por el equipaje. Pero, más allá de esto que es conocido por todos, hay casos en los que ofrecen soluciones para los turistas. A saber: a veces ofrecen tickets para tomar el bus que sale del aeropuerto y los deja en la ciudad por un costo menor que si uno los comprara ya en tierra firme. Además de estas ofertas, hay otras más divertidas como los calendarios con las fotografías de las azafatas de la aerolínea.

Fuente todoparaviajar.com
Foto: iStockphoto.com